Deporte en Casa

Ya hemos hablado del beneficio que nos reportan las tareas caseras si las realizamos de un modo placentero y orientadas a la consecución de objetivos deportivos.

Hacer Ejercicio en Casa

Es importante que seas creativa por dos motivos: a) sacar el máximo partido a tu escaso tiempo y b) estimularte e incentivarte en las prácticas deportivas.

Por ejemplo: invéntate un juego en el que consigas puntos por cada hora o día de entrenamiento. Es sencillo, dibuja una tabla en una hoja y ponla a la vista. En dicha tabla podrás tener en cuenta los diferentes ejercicios que practiques. A su vez en la misma hoja escribe un rango de puntuación para cada uno de los ejercicios dando mayor puntuación a los que te cuesten mayor esfuerzo. Arriba en el eje horizontal dibuja los meses. A la izquierda en el eje vertical los días del 1 al 31. En la esquina superior o inferior derecha de la hoja escribe los ejercicios y puntuación, por ejemplo: abdominales 5 puntos; cintura 2 puntos; pierna 3 puntos; brazo 3 puntos; pectorales 3 puntos; gemelos 2 puntos… y así sucesivamente.

Cada día irás anotando en la cuadrícula correspondiente los puntos obtenidos debido a los ejercicios realizados. En la casilla del día y mes correspondiente pondrás, por ejemplo 5+2=7, si ese día has hecho abdominales y cintura. Si estás dispuesta a un control más exhaustivo, imponte un número de calorías a quemar y controla el número de calorías que ingieres con los alimentos de tu dieta diaria.

La autoestimulación y el premio a la consecución de objetivos es un buen incentivo. Premia tus logros. Establece un baremo de premios acorde a las puntuaciones con las que has catalogado cada ejercicio y tus metas globales a conseguir. Por ejemplo, un top 100 puntos, una camiseta 150 puntos, una malla 250 puntos. Cuando llegues a 100 puntos, regálate un buen sujetador deportivo alto impacto o espera a conseguir los puntos que te has marcado para esa camiseta deportiva que tanto te gusta. O sé ambiciosa y esfuérzate más para llegar a los 250 puntos para al fin tener esas leggings fitness con las que llevas soñando tanto tiempo.

Aunque uno de nuestros objetivos es ofrecerte la mejor ropa deportiva, nuestro principal objetivo eres tú, que te sientas a gusto contigo misma y te encuentres pletórica de ánimo. Por este motivo, disciplínate para que, aunque dispongas de dinero para adquirir nuestra ropa fitness, oblígate a que la compra esté condicionada a la consecución de objetivos (puntos por ejercicios realizados).

Ingesta y Consumo de Calorías

Existen multitud de calculadoras en red que, en base a tu edad, peso, altura y tipo de actividad diaria, calcularán las calorías de tu metabolismo basal y el rango de las que tendrás que consumir para mantenerte, bajar o subir de peso. Sin embargo, todas ellas presentan resultados muy distintos para los mismos datos base introducidos. Muchos de estos blogs aprovechan para conseguir más información de la necesaria, o colocarte algún producto que no necesitas.

De las muchas que hemos testeado, te aconsejamos cualquiera de estas dos: onmeda o caloriasdiarias. Vete introduciendo los datos requeridos y obtienes datos más o menos fiables, a la vez que consejos. Es un blog muy completo que abarca muchos más temas, todos ellos relacionados con la salud y el bienestar.

Para saber las calorías que ingieres puedes usar la calculadora de este post de fácil uso. Solo tendrás que ir seleccionando alimento por alimento de la tabla de la izquierda y pinchar en añadir a desayuno, comida, merienda o cena. Si te has equivocado y has añadido alguno erróneamente, selecciónalo y luego pinchas en quitar de desayuno, comida, merienda o cena.

Pisos Pequeños con Poco Espacio para Hacer Ejercicio

Nos hemos hartado de leer posts sobre ejercicios en casa mostrándonos fotos o vídeos de espacios (salones o habitaciones) que son más grandes que nuestra propia casa. Será por espacio, jajaja, menudas casas y salones, más bien podrías invitar a todas tus amigas y realizar una clase conjunta amenizada con la música del maravilloso equipo hifi que suele estar al fondo en dichas fotos.

Tus posibilidades de entrenamiento en casa dependerán principalmente del espacio o flexibilidad del decorado y mobiliario de la parte de tu piso que escojas como lugar de entrenamiento. Siendo realistas, a veces ni siquiera tengo espacio para meter una bici estática. La cuerda de saltar, aunque efectiva, no la veo operativa si quiero conservar mi lámpara o algún que otro adorno en los muebles.

Por tanto, decide el espacio o espacios de tu casa que vas a dedicar a hacer los ejercicios. Puedes trabajar los abdominales en la alfombra del salón o habitación y los ejercicios de pierna en cualquier otra parte del piso.

Preparar el escenario y ambiente adecuados nos facilitará la consecución de nuestros objetivos, es decir, si para hacer tus ejercicios necesitas reacondicionar todo un habitáculo, lo más normal es que prescindas de hacerlo. Intenta que la zona seleccionada para tu deporte casero esté lo más ultimada posible para llevar a cabo tu tabla de ejercicios. La música también forma parte del ambiente, si te gusta úsala ya que te ayudará a realizar tus ejercicios de modo placentero. No olvides que el tipo de música influirá en el ritmo de tus movimientos.

La Motivación Incentiva la Creatividad

Si lo piensas bien, siempre podrás agregar a tu vida ejercicios y hábitos saludables. Sé creativa y añade ejercicios de fácil integración en tu estancia en el hogar. Focalizar toda tu actividad en un mismo tipo de ejercicios no es conveniente. Lo mejor y más saludable es la variedad para ampliar nuestro ámbito deportivo: resistencia, fortalecimiento y flexibilidad.

Es importante que te marques un horario semanal de ejercicios. Si eres principiante, empieza con tan solo 3 días por semana, a poder ser alternos, lunes, miércoles y viernes. Planifica los ejercicios y tiempos a dedicar cada día dependiendo de tu agenda personal y de lo preparada que vayas estando para sesiones más largas.