A nivel nacional la Ley Orgánica 1/2004 de 28 de diciembre de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género dice en su art. 1 apdo. 3: la violencia de género comprende todo acto de violencia física y psicológica, incluidas las agresiones a la libertad sexual, las amenazas, las coacciones o la privación arbitraria de libertad.

Esta Ley ha sido integrada en las comunidades autónomas con sus respectivas leyes. El texto contempla todas las posibles manifestaciones mediante las cuales la mujer puede ser víctima de algún tipo de maltrato. Quizás el mal fario del día en que se creó (Santos Inocentes) es la causa de las curiosas interpretaciones por los jueces a la hora de impartir justicia.

Las sanciones administrativas y penales han de ser lo bastante contundentes como para ejercer de medidas disuasorias que erradiquen del escenario social futuro los comportamientos machistas de cualquier índole.

El problema está en el origen, la educación infantil escolar y familiar. Ambas han de complementarse. De nada sirve la una sin la otra. Nuestros niños y niñas han de ser educados en la igualdad tanto en la escuela como en casa.

El deporte no está libre del machismo. Te rogamos tomes las siguientes precauciones antes de salir a hacer deporte outdoor. Da igual la hora del día, si es invierno o verano, nunca bajes la guardia. Te aconsejamos sigas como mínimo las siguientes pautas:

1.- Avisa a alguien de confianza, familiar o amistad, de la actividad que vas a realizar y los siguientes datos:

  1. Duración prevista de tu actividad
  2. Punto de inicio y lugares por los que tienes pensado pasar.
  3. Sácate una foto con la ropa deportiva que lleves puesta y envíasela por whatsapp.

2.- Lleva el móvil contigo y no realices más llamadas antes de salir, de este modo la persona a la que acabas de llamar avisando que salías quedará en tu móvil la primera para rellamar por si lo necesitaras, ojalá que no.

3.- Existen numerosas aplicaciones con geolocalización. Da permiso a alguien de confianza para que conozca tu localización exacta en todo momento a través de una aplicación del móvil.

4.- Igualmente existen dispositivos de tamaño reducido (3 x4 x1 cm) que los puedes llevar en cualquier sitio y son geolocalizados automáticamente en todos los móviles en los que se haya descargado previamente la aplicación recomendada en las instrucciones del dispositivo. Son los mismos que se usan para meter entre el forro de las mochilas o de alguna de las prendas de los niños y niñas para saber en todo momento donde están.

5.- A ser posible evita salir sola. Búscate compañía de actividad. Además de ser más divertido, te sentirás más tranquila y relajada disfrutando de tu actividad con los 5 sentidos.

6.-Mientras haces deporte olvídate de las llamadas entrantes y mensajes. Céntrate en tu actividad. Si la llamada o el mensaje es de la persona a la que has avisado antes de salir, contéstale ya que seguramente es para asegurarse de que estás bien.

7.- Cuando estés de nuevo en tu domicilio vuelve a llamar a la persona que avisaste antes de salir y luego directa a la ducha y a seguir con tu día.

Te recomendamos leas este post de historias perturbadoras de acoso durante la práctica del deporte. Las posibilidades de acoso varían según las zonas. Nunca bajes la guardia.

Del mismo modo que aconsejamos no usar el móvil durante la práctica deportiva, pedimos insistentemente que siempre se tenga a mano ya que la toma de fotografías o vídeos cortos son el mejor soporte para efectuar una denuncia o para difundir en las redes sociales.

Muchos acosadores se esconden tras una imagen y perfil frágil que, apenas hace presagiar su abominable personalidad. Si alguien te sigue, te observa excesivamente o busca excusas ridículas para aproximarse a ti, estate preparada.

Es de extrema importancia que conozcas bien la zona por donde sales a correr o caminar. Sus calles, accesos, entradas, salidas. Control según las épocas del año de la hora a la que amanece, la de anochecer, las zonas de regreso a casa que son más sombrías, oscuras o escondidas.

Siempre es preferible dar un rodeo para pasar por una zona frecuentada e iluminada que ahorrar tiempo cruzando una zona oscura, poco transitada o desconocida.

Tu integridad es lo más importante. No pasa nada porque llegues media hora tarde. Lo importante es que sigas con tu vida y tu alegría diaria. Que tu pasión por el deporte permanezca intacta.